Josep Maria Mainat llegando a los Juzgados