John Travolta y Kelly Preston con su hijo en París