Ira de Fürstenberg, Alfonso de Hohenlohe y su hijo Hubertus en Marbella