Robert Pattinson en su llegada al programa de Jimmy Kimmel

Robert Pattinson, el vampiro más deseado