Robert Pattinson cargado con una bolsa en Nueva York

Robert Pattinson, el vampiro más deseado