Risto Mejide y Laura Escanes: el amor no tiene edad (pero sí final)