Miguel Ángel Silvestre en la inauguración de una tienda Roberto Cavalli en Madrid

Miguel Ángel Silvestre, un actor con gancho