Dani Rovira y Clara Lago, un amor de cine que se rompió