Francisco Franco y Carmen Polo paseando por Sevilla en un carro de caballos