Fergie y Josh Duhamel paseando al pequeño Axl en Los Ángeles