Eugenia Martínez de Irujo y Cayetana Rivera en el coche