Diego Maradona y Rocío Oliva viendo un partido de fútbol en el Estadio Olímpico de Roma en 2013