David Bustamante acudiendo a un centro médico en Madrid