Dani Mateo se refugia en la risa para olvidar el acoso que vivió su infancia