Bigote Arrocet llegando al Instituto de Toxicología para hacerse una prueba de ADN