Ashley Tisdale en Los Ángeles tras anunciar su embarazo