Angela Dobrowolski accediendo al Juzgado de Barcelona con su abogado