Amancio Ortega en la capilla ardiente de su exmujer Rosalía Mera