Amaia Montero y Gonzalo Miró en un evento solidario de Unicef