Los dramáticos primeros momentos de Kiko Hernández como padre: "Jimena estuvo a punto de morir"
MOMENTO DRAMÁTICO

Los dramáticos primeros momentos de Kiko Hernández como padre: "Jimena estuvo a punto de morir"

El colaborador ha contado lo mal que lo pasó durante el tiempo que sus hijas estuvieron en la incubadora luchando por sobrevivir.

Los dramáticos primeros momentos de Kiko Hernández como padre: "Jimena estuvo a punto de morir"

Él lo tenía todo previsto para irse a San Diego, donde se estaban gestando sus mellizas, mes y medio antes de la fecha prevista para el parto puesto que, al ser dos, había muchas probabilidades de que se adelantara su nacimiento. Lo que nunca imaginó es que el 19 de enero recibiría un mensaje anunciándole que hacía tres horas que habían llegado al mundo Abril y Jimena -tan solo habían pasado seis meses y tres semanas de gestación-.

Dos meses después de ese momento y tras volver a España con sus pequeñas, Kiko Hernández se ha sentado en 'Sábado Deluxe' para contar cómo ha sido esta aventura que comenzó de forma muy complicada. Un Kiko totalmente irreconocible puesto que ha abierto su corazón y ha mostrado públicamene su emoción, algo que nunca quiere sacar ante la cámara, e incluso una foto de las pequeñas.

Kiko Hernández contando cómo fue el nacimiento de sus hijas / Telecinco.esKiko Hernández contando cómo fue el nacimiento de sus hijas / Telecinco.es

Con emoción ha leído el mensaje con el que el marido de la madre gestante le anunció que se había convertido en padre y que tanto las niñas como la parturienta estaban en perfecto estado. Pero lo que no supo hasta que llegó al hospital en el que habían venido al mundo es el estado de salud real de las recién nacidas.

"Una de las niñas nació con parada cardiorrespiratoria y estuvo a punto de morir", decía sin poder evitar la emoción. Entonces confesó que, por ello, el día que le permitieron cogerlas por primera vez -tras dos semanas en la incubadora luchando por sobrevivir- primero tuvo en brazos a Jimena porque era la que lo había pasado peor e instantes después cogió a Abril.

Y en cuanto a él como padre, Kiko Hernández ha querido agradecer públicamente a su madre que estuviera en esta aventura con él porque asegura que, sin ella, "me habría vuelto loco". "He llorado mucho delante de ella y en el hospital, que no me conocía nadie, y me daba igual que me vieran", confesaba al tiempo que contaba que cada noche se despedía de sus hijas sin saber si "al día siguiente la vería con vida".

Kiko Hernández riéndose del mensaje de Lydia Lozano / Telecinco.esKiko Hernández riéndose del mensaje de Lydia Lozano / Telecinco.es

Reproches a Lydia Lozano

Pero ahora todos esos dramáticos momentos quedan en el pasado puesto que Kiko Hernández ya está en casa con sus pequeñas, a las que quiso presentar en sociedad mostrando una tierna foto de su móvil, y está más feliz que nunca. No se separa de ellas ni un instante y ha reconocido que le costó mucho acostumbrarse a tener a una persona interna que le ayude con ellas.

No obstante, y a pesar de que el colaborador ha vuelto más emotivo que nunca, no ha olvidado algunas rencillas del pasado. Tras ver un vídeo en el Lydia Lozano aseguraba que estaba deseando ver a las niñas, reprochó a su compañera que solo le hubiera mandado dos mensajes en todo este tiempo: "¿Que quiere conocer a mis hijas? Mucho decir que me quiere pero no me ha llamado ni una sola vez. Sólo me mandó dos mensajes: uno cuando me fui y otro cuando volví".

Te puede interesar

Comentarios