Así fueron los comienzos de Florentino Fernández en televisión: del Mississippi a 'El informal'
INICIO DE ORO

Así fueron los comienzos de Florentino Fernández en televisión: del Mississippi a 'El informal'

Repasamos cómo fue su comienzo en la pequeña pantalla tras dejar atrás su vida como vigilante y presentarse a un casting.

Así fueron los comienzos de Florentino Fernández en televisión: del Mississippi a 'El informal'

Florentino Fernández se ha convertido en un indispensable de la televisión más cómica de nuestro país. Desde que comenzara en televisión ha sabido encontrar su hueco, haciendo reír siempre que se lo proponía pasando por programas míticos de la pequeña pantalla. Como todo el mundo, el actual presentador de Cuatro tuvo unos comienzos y, en este caso, muy exitosos.

Nacido el 9 de noviembre de 1972, llegó a la televisión dando vida a gran cantidad de excéntricos personajes en 'Esta noche cruzamos el Mississippi'. A partir de ahí se mantendría en formatos como 'El informal', 'Splunge' o 'Tonterías las justas' hasta nuestros días. Siendo actor de doblaje también, repasamos en Bekia los inicios del cómico y cómo consiguió su sitio en el panorama televisivo español.

'Esta noche cruzamos el Mississippi', su primera vez

El equipo al completo de 'Esta noche cruzamos el Mississippi'El equipo al completo de 'Esta noche cruzamos el Mississippi'

El punto de inflexión en su anónima vida vino de la mano de Pepe Navarro y su buque insignia de los 90, 'Esta noche cruzamos el Mississippi'. Este programa fue su puerta a este mundo ya que, como bien ha explicado en numerosas ocasiones, no tenía ninguna relación con él y trabajaba, hasta el momento, como vigilante de seguridad. De hecho, fue gracias a uno de sus compañeros, que le indicó que se estaba celebrando un casting, cuando tomó contactó.

La primera vez que los espectadores pudieron disfrutar de su presencia en la pequeña pantalla fue el 12 de septiembre de 1966 dando vida a Lucas Grijander, "el reportero torpedo". Su tarea fundamental en el programa era dar el toque de humor a través de sus satíricos, divertidos y excéntricos personajes, creados bien de la nada o haciendo referencia a personajes de la época.

Después de llevar un tiempo vino el que seria su personaje estrella, el que le otorgaría gran parte de la fama de la que disfrutó, Krispín Klander. Tal fue la importancia e impacto de estas interpretaciones que se generó un submundo alrededor de ellos, Chiquitistán, en honor a Chiquito de la Calzada.

Florentino Fernández como Krispín Klander en sus últimas aparicionesFlorentino Fernández como Krispín Klander en sus últimas apariciones

Tal relevancia ha continuado hasta la fecha ya que ha vuelto a aparecer, a modo de recordatorio, en programas especiales de 'El hormiguero' o 'Tonterías las justas'. Este late night tuvo un gran recorrido ya que , a pesar de permanecer en la parrilla de Telecinco tan solo dos temporadas - de 1995 a 1997, se emitia a diario, lo que ayudó a que fidelización con los televidentes aumentara.

Algo que, además, explotaron en su siguiente etapa ya en Antena 3. Nada más terminar este programa surgió 'La sonrisa del pelícano', donde seguía haciendo de las suyas. Aquí la fortuna no fue igual y se acabó en tan solo unos meses. El final de este formato no fue, ni mucho menos, el adiós de Flo, como se conoce al cómico en la actualidad, en televisión. De hecho tras entretener como nadie con Krispin a la cabeza, llegó otro de sus grandes éxitos profesionales, 'El informal'.

'El informal', su salto definitivo

Un año después de esta aventura Florentino Fernández pone rumbo a Telecinco, de nuevo, y se junta a Javier Cámara para presentar 'El informal'. En la cadena no encontraron mejor forma de resumir lo qué sucede en el día, las noticias del momento, que a base de humor, sketches, doblajes y reportajes. Aquí coincide con otros compañeros con los que seguiría más tarde como Inma del Moral, Felisuco, Miki Nadal y Patricia Conde.

El equipo al completo de 'El informal'El equipo al completo de 'El informal'

Comenzaría entonces a explotar de manera más clara su faceta de doblador, de imitador de voces, de cara al gran público. El éxito de todo lo que hacían, incluídas las bromas que gastaban a todos los que se le ocurrían, les llevaron a mantenerse durante años, hasta 2002, con buenos datos de audiencia casi hasta el final. De hecho, recibieron encargos como especiales de Fin de Año.

Los premios y reconocimientos de la crítica no tardaron en llegar. Más allá de las Antenas de Oro, los Ondas o los TP al programa, recibiendo estos durante tres años consecutivos, hay que mencionar los que recibió a título personal: Finalista al mejor comunicador de programas de entretenimiento en los Premios ATV 1999 y el de personaje revelación, ese mismo año, en los TP de Oro. Probaría más tarde el meterse de lleno en una ficción y dar vida a un personaje más allá de un programa de televisión. Así llegó la oportunida de '7 vidas' durante unas cuantas tramas.

El doblaje, un punto aparte

Aunque ya había demostrado en sus programas que era capaz de modular la voz a su antojo, no sería hasta la llegada a 'El informal' cuando tuviera posibilidades de entrar en la gran pantalla, en el cine. Uno de los primeros personajes a los que prestó su voz, y que serían de los más reconocidos por todos, fue el agente especial Austin Power. Es necesario tener en cuenta esta faceta, más allá de la televisión, pues será fundamental para él en el futuro.

Te puede interesar

Comentarios