La Reina Letizia, sorprendida por su abuela Menchu Álvarez del Valle en Poreñu
RELACIÓN CERCANA

La Reina Letizia, sorprendida por su abuela Menchu Álvarez del Valle en Poreñu

La madre de Jesús Ortiz se presentó en el Pueblo Ejemplar 2017 para saludar a sus nietos.

La Reina Letizia, sorprendida por su abuela Menchu Álvarez del Valle en Poreñu

Asturias es una tierra especial para ambos. Don Felipe ostentó el título de Príncipe de Asturias hasta los 46 años y cada año desde 1981 viaja a Oviedo para la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, ahora llamados Princesa de Asturias en referencia a Doña Leonor. Para la Reina Letizia, Asturias no solo es importante a nivel institucional, sino también a nivel personal, ya que su familia paterna es del Principado, y ella misma nació y vivió en Oviedo hasta su adolescencia.

Los Premios Princesa de Asturias 2017 han sido un éxito un año más, y además en este, los Reyes han sentido todavía más el calor de muchos ciudadanos asturianos, lo que les ha llenado de alegría. Tras su paso por la capital, el pasado sábado 21 de octubre fueron a Poreñu, galardonado con el premio de Pueblo Ejemplar.

Hasta allí se desplaron los Reyes, y entre saludos, paseos, gaitas y visitas, tuvieron tiempo para degustar sidra, que se supone que es dulce, porque la Reina no bebe ni gota de alcohol, y se mostraron muy cercanos con los habitantes del lugar.

Doña Letizia recordó sus años en Asturias cuando cogió a un hermoso bebé en brazos, y comentó con los allí presentes: "Mira qué patinas tiene", usando así una terminación que es muy asturiana.

en

Videos

Después, la pareja reinante se llevó una gran sorpresa cuando vio que entre los ciudadanos se encontraba alguien muy especial para ambos, sobre todo para Doña Letizia. Se trataba de Menchu Álvarez del Valle, abuela de la Reina de España, que quiso sorprender a su nieta y a su nieto político. A sus 89 años, y con una salud envidiable, la exlocutora viajó desde Sardeu, donde tiene casa, hasta Poreñu.

Menchu Álvarez del Valle saludó con mucho cariño el padre de sus bisnietas y dio un abrazo a su nieta mayor, que le dijo algo al oído antes de comentar más alto que luego se verían. Y así fue, ya que la locutora asturiana apareció por la comida popular celebrada en Poreñu. Cualquier excusa es buena para que una abuela y una nieta se vean.

Te puede interesar

Comentarios