Así ha cambiado Christian Bale: Las grandes transformaciones del actor galés
¡VAYA CAMBIO!

Así ha cambiado Christian Bale: Las grandes transformaciones del actor galés

Hacemos un repaso por los cambios de imagen que ha experimentado el actor galés Christian Bale a lo largo de su extensa carrera cinematográfica.

Así ha cambiado Christian Bale: Las grandes transformaciones del actor galés

Cuando llevas tantos años como los que lleva Christian Bale en el mundo de la interpretación es imposible no advertir cambios físicos si echas la vista atrás hasta sus inicios como actor, que tuvieron lugar a finales de los años ochenta. Más que nada porque, por aquel entonces, Bale tan solo era un niño, tal y como puede verse en su debut cinematográfico como protagonista de la cinta de Steven Spielberg 'El imperio del sol' (1987).

Más crecidito, el galés pronto pasó a ser considerado uno de los actores más atractivos de Hollywood gracias a papeles en largometrajes de los noventa como Jack Kelly en 'Newsies' (1992), el de Thomas Berger en 'Rebeldes del swing' (1993), el de Laurie en 'Mujercitas' (1994), el de Demetrio en 'El sueño de una noche de verano, de William Shakespeare' (1999) o el de Jesus de Nazaret en la TV movie 'María, madre de Jesús' (1999).

Christian Bale en las películas 'El imperio del sol', 'Mujercitas' y 'María, madre de Jesus'Christian Bale en las películas 'El imperio del sol', 'Mujercitas' y 'María, madre de Jesus'

Sin embargo, fue en la década siguiente, en los años dos mil, cuando el cine sacó el lado más seductor del actor, encarnado el personaje de Patrick Bateman en 'American Pshyco' (2000), el de Mandras en 'La mandolina del Capitán Corelli' (2001), el de John Rolfe en 'El nuevo mundo' o el de Dan Evans en 'El tren de las 3:10' (2007). Y es que, más allá del simple paso del tiempo, Bale, de 43 años, no es de los intérpretes que más ha cambiado su apariencia, por lo que siempre se le ha podido reconocer en sus fotos de juventud.

Y aunque entonces no solía llevar la barba y el pelo largo al que nos ha acostumbrado durante los últimos años, muchos coinciden en que el actor ha mejorado con los años. Sin embargo, la cosa cambia si dejamos de lado su aspecto a nivel personal y nos centramos en los cambios que se han producido en su físico debido a las caracterizaciones para encarnar distintos roles en distintas películas, lo que, a veces para bien y otras tantas para mal, ha transformado completamente su imagen en numerosas ocasiones.

Bale, en forma en 'El imperio del fuego', 'Terminator Salvation' y 'Batman Begins'Bale, en forma en 'El imperio del fuego', 'Terminator Salvation' y 'Batman Begins'

De este modo, películas de acción como 'El imperio del fuego', 'Terminator Salvation' (2009) o la trilogía de 'Batman' de Christopher Nolan, nos permitieron ver el físico más trabajado del actor, que tuvo que prepararse para lucir un musculado cuerpo en estos trabajos. Pero, en el lado contrario, también encontramos largometrajes para los que el de Gales tuvo que cambiar drásticamente su figura.

Sus papeles le han llevado a cambiar drásticamente de imagen

Ese es el caso de la película 'El maquinista' (2004), para la cual adelgazó 28 kilos en tan solo cuatro meses, quedándose en un peso de apenas 55 kilogramos. Más llamativo si cabe es el hecho de que, un año después de meterse en la piel de Trevor Reznik, tuvo que lograr el musculoso físico de 85 kilos de Bruce Wayne en 'Batman Begins' (2005). Algo similar sucedió en los años posteriores, cuando tuvo que alternar sus apariciones como el famoso superhéroe con otras cintas en las que tenía que interpretar a personajes mucho más delgados.

Bale, muy delgado en 'El maquinista', 'Rescate al amanecer' y 'The Fighter'Bale, muy delgado en 'El maquinista', 'Rescate al amanecer' y 'The Fighter'

De este modo, en el año 2006, Bale se quedó en 61 kilos para dar vida a Dieter Dengler en el drama biográfico 'Rescate al amanecer', tuvo que subir hasta 86 kilos en 2007 para volver a ser Batman en 'El Caballero Oscuro' y perder otros 20 kilos para meterse en la piel de Dicky Eklund en 'The Fighter' (2010), papel que le valió el premio a Mejor actor de reparto tanto en los Oscar 2011 como en los Globos de Oro de ese mismo año.

Tras este continuo baile de pesos, en los que el intérprete no solo tuvo que adelgazar y engordar, sino también volver a coger el tono muscular que requerían sus personajes, Christian Bale volvió a verse inmerso en una metamorfosis constante a principios de esta década. Así, el galés se metió por tercera y última vez en la piel de Bruce Wayne/Batman en 'El Caballero Oscuro: La leyenda renace' (2012) y, en esta ocasión, no tuvo que perder peso, sino su excelente forma física, para dar vida un año después a Irving Rosenfeld en 'La gran estafa americana' (2013) y para volver a recuperarla en 2014, cuando intepretó el papel de Moisés en 'Exodus: Dioses y reyes'.

Las transformaciones de Bale para 'American Hustle', 'Exodus' y 'La promesa'Las transformaciones de Bale para 'American Hustle', 'Exodus' y 'La promesa'

Muy cambiado le vimos también dos años después en la comedia 'La gran apuesta', donde tras mucho tiempo apareció sin barba y con un corte de pelo nada habitual en él para interpretar el personaje de Michael Burry, por el que fue nominado a Mejor actor de reparto en los Oscar, los Globos de Oro y los Premios BAFTA el pasado año 2016, cuando, de nuevo por exigencias del guion, Chrisitian Bale tuvo que engordar ligeramente para dar vida al personaje de Chris Myers en el drama bélico 'La promesa'.

Irreconible para dar vida a Dick Cheney en 'Backseat'

Sin embargo, nunca había cambiado tanto como lo ha tenido que hacer en la actualidad. En la línea de 'El maquinista', pero al contrario, Bale se encuentra totalmente irreconocible para el rodaje del 'Backseat', el biopic sobre Dick Cheney, donde el galés da vida al exvicepresidente de Estados Unidos. Para esta nueva interpretación, Bale no solo ha tenido que ganar más peso que nunca antes, sino que ha tenido que cambiar completamente de look: Ahora lleva el pelo muy corto, las cejas teñidas de blanco y la barba de tres días, por lo que apenas parece él. Sin embargo, con las experiencias anteriores, es probable que el actor vuelva a recobrar su aspecto original en cuanto acabe la grabación de esta cinta y a la espera de nuevos proyectos en los que transformarse, mientras que, a nivel personal, parece que el tiempo no pasa por él cuando no está trabajando.

Te puede interesar

Comentarios