Torito agradece el apoyo tras el ataque homófobo: "Un grano de arroz malo no puede estropear toda una paella"
STOP HOMOFOBIA

Torito agradece el apoyo tras el ataque homófobo: "Un grano de arroz malo no puede estropear toda una paella"

El rostro de Telecinco ha querido dejar clara su satisfacción por todas las palabras de cariño recibidas tras exponer los insultos recibidos en Madrid.

Torito agradece el apoyo tras el ataque homófobo: "Un grano de arroz malo no puede estropear toda una paella"

Quique Jiménez, conocido por todos como Torito, ha querido utilizar su perfil personal en las redes sociales para agradecer a todos los compañeros de la prensa y amigos el apoyo que ha recibido tras denunciar el ataque homófobo del que fue víctima. El menorquín se ha mostrado de lo más contundente con todo lo sucedido y, de hecho, en la descripción de la carta de agradecimiento dejaba claro que "un grano de arroz malo no puede estropear toda una paella".

El rostro de Telecinco ha querido dedicar unas palabras muy sinceras por la visibilidad que su caso ha tenido y por la rápida actuación de la empresa que se vio afectada por dicho incidente con uno de sus trabajadores: "gracias por tantas muestras de cariño que he recibido [...] Basta ya!".

Gracias a todos por tanto cariño, un grano de arroz malo no puede estropear toda una paella. #stophomofobia?

Una publicación compartida de Quique Torito (@torito.quique) el

Un incidente que no ha pasado desapercibido

Este hecho supone todo un retroceso en la lucha por los derechos del colectivo LGTBI en la que Torito siempre ha estado muy involucrado. Firme defensor de la igual, ya durante el pasado World Pride 2017 dejó claro lo que él pensaba de lo que algunos parecían pensar: "Orgulloso estoy de mi modelo de familia homoparental. La vida es muy corta para no degustarla, el amor no daña, el odio sí".

El ataque homófobo se conoció gracias a la publicación que Torito hizo en Twitter. Allí explicaba que, mientras paseaba con su marido y su hijo por Chueca, fue insultado por un trabajador de una empresa que les increpó llamándoles "maricones". La indignación, como es natural, no tardó en aparecer entre todos los que alcanzó dicha fotografía.

Te puede interesar

Comentarios