Martín Casillas Carbonero cumple tres años después de un año 'difícil' por la llegada de Lucas
1º COMO HERMANITO MAYOR

Martín Casillas Carbonero cumple tres años después de un año 'difícil' por la llegada de Lucas

El hijo mayor de Iker Casillas y Sara Carbonero cumple este 3 de enero tres añitos. Un cumpleaños diferente puesto que es el primero que pasa como hermanito mayor tras el nacimiento de Lucas el 2 de junio.

Martín Casillas Carbonero cumple tres años después de un año 'difícil' por la llegada de Lucas

Hace justo tres años que Sara Carbonero e Iker Casillas daban la bienvenida a su primer hijo, un niño al que pusieron por nombre Martín y que nació en un conocido hospital madrileño. El portero, que por aquel entonces cosechaba éxitos como capitán del Real Madrid, era el encargado de compartir a través de sus redes sociales -por aquel entonces la presentadora deportiva no tenía Instagram- las primeras fotos del pequeñajo, con el que se les caía la baba. Ahora han pasado nada más y nada menos que tres años en los que Martín ha pasado por muchas etapas y ha tenido que adaptarse a muchos cambios, sobre todo en este último año.

Así, aunque ya celebró su segundo cumpleaños en Oporto, donde se mudaron cuando él tenía año y medio de edad, este 2016 ha supuesto en su vida dar en paso más allá y empezar a relacionarse con mucha más gente, involucrándose por completo en la vida portuguesa. Y es que aunque ya tenía amiguitos, algunos de ellos los hijos de los compañeros de Casillas, ahora comparte su día a día en la guardería rodeados de lusos.

Iker Casillas y Sara Carbonero presentan a su hijo MartínIker Casillas y Sara Carbonero presentan a su hijo Martín

Martín ha empezado a ir a la guarde

Pero ir al cole no es el cambio más importante al que se ha tenido que enfrentar Martín. El 2 de junio venía al mundo Lucas, su hermanito pequeño. Al conocer que su segundo hijo iba a ser otro niño, Sara Carbonero mostró su alegría puesto que consideraba que los pequeños se pueden convertir en grandes compañeros de juegos y amigos y confidentes cuando sean más mayores.

No obstante, nadie dijo que los comienzos fueran fáciles, y para Martín la llegada de un nuevo miembro de la familia a casa fue realmente complicado. El nacimiento de Lucas se produjo pocos días después de instalarse de nuevo en Madrid para pasar el verano. Martín no entendía nada y por eso lo único que se le ocurría era llamar la atención. Entonces empezó a hacer travesuras -en una ocasión intentó lanzar una mochila desde su jardín al de los vecinos y se le quedó enganchada en un arbusto- , algunas de las cuales Sara Carbonero compartió en sus redes sociales.

Medio en el que compartía su inquietud y preocupación por cómo estaba viviendo su hijo mayor la llegada de su hermano a casa. "Martín estaba triste, hasta el punto de que me pedía irse a la cuna temprano y se quedaba allí solo mirando al techo, pensativo", contaba la presentadora, asegurando que pasó unos días complicados porque se le rompía el corazón al ver a su hijo así.

Iker Casillas de paseo con su hijo Martín CasillasIker Casillas de paseo con su hijo Martín Casillas

Poco a poco fueron pasando los días, Martín empezó a entender que Lucas había llegado para quedarse pero no para quitarle su espacio. Cada uno tenía su espacio y su momento. Y una vez entendía e interiorizado eso, empezó a ayudar a Sara Carbonero a cuidar al pequeño de la casa y a darle todo su cariño, convirtiéndose en su mejor niñero.

"Ahora nada más despertarse busca a Lucas por toda la casa, cuando llora le da besos en la cabeza y le pregunta qué le pasa. Aún así, no me puedo despistar un segundo porque continuamente vuelan por la casa juguetes y muñecos que van directos al bebé. Pero la mayor parte del día están juntos en armonía", comentaba de la situación Sara Carbonero.

La llegada de Lucas, un antes y un después en su vida

Y es que sentirse el príncipe destronado de la casa es una sensación que hay que digerir. Una sensación que se 'cura' con el paso del tiempo. Un tiempo que ha ido pasando para los hermanitos Casillas Carbonero, que en cuanto Lucas aprenda a correterar, se convertirán en compañeros de travesuras y largas horas de juego.

Iker Casillas y Sara Carbonero en la piscina con sus hijos Martín y LucasIker Casillas y Sara Carbonero en la piscina con sus hijos Martín y Lucas

Así ha pasado un año de transición para Martín. Por ello seguramente sus padres le estén organizando una gran fiesta de cumpleaños para que sople las velitas de su tercer cumpleaños rodeados de niños con los que pasar un gran día. Además Martín ya se da cuenta de todo lo que ocurre a su alrededor y quizá ya haya pedido algún regalito que le gustaría tener. Un regalo que a buen seguro tenga algo que ver con los animales, su mayor pasión.

Te puede interesar

Comentarios