Así ha cambiado Belén Esteban: De novia de Jesulín a colaboradora televisiva de éxito
¡VAYA CAMBIO!

Así ha cambiado Belén Esteban: De novia de Jesulín a colaboradora televisiva de éxito

Hacemos un repaso por los numerosos cambios de imagen que ha experimentado la de San Blas desde su salto a la fama a finales de los noventa hasta la actualidad.

Así ha cambiado Belén Esteban: De novia de Jesulín a colaboradora televisiva de éxito

Rubia, con flequillo y con media melena. Así era la sencilla joven de San Blas que saltó a la fama a finales de los años noventa por su noviazgo con Jesulín de Ubrique, el famoso torero gaditano con el que tuvo a su primera y, hasta el momento, única hija, Andrea Janeiro. Pero fue a partir del año 2000 cuando Belén Esteban comenzó su andadura televisiva y, con ello, comenzó a forjarse un personaje mediático sin precedentes que ha evolucionado desde aquellas primeras entrevistas que afrontaba con timidez hasta las demoledoras intervenciones televisivas que protagoniza siempre que su vida se convierte en noticia. Porque desde que comenzó la pasada década, coincidiendo con la ruptura del padre de su hija, Esteban se ha dedicado a hablar de su vida privada en los platós.

Belén Esteban antes de pasar por quirófano a principios de los años dos milBelén Esteban antes de pasar por quirófano a principios de los años dos mil

Al principio, en primera persona, dando entrevistas en las que principalmente hablaba de su vida en la finca Ambiciones y luchaba por los derechos de Andreíta frente a un padre ausente. Pero, igual que su presencia frente a las cámaras, la apariencia física de la madrileña también ha evolucionado drásticamente a lo largo de los 17 años que lleva en pantalla. Cada vez más rubia y con el pelo más largo, se puede diferenciar con claridad la época en la que Esteban era la discreta novia del torero, con la era en la que comenzó a ocupar portadas de revistas y minutos en programas del corazón como 'Día a día', 'Tómbola', 'Donde estás corazon', 'Salsa Rosa' o 'La Noria'.

Su fuerte carácter y su falta de pelos en la lengua le hicieron pasar del sillón de entrevistada al de colaboradora por lo que comenzó a trabajar en televisión. Concretamente, fue Ana Rosa Quintana quien la fichó para su programa hasta que en el año 2009 se convirtió en el reclamo principal del entonces nuevo programa de Telecinco, 'Sálvame', donde continúa trabajando ocho años después. Una larga época de sobreexposición diaria donde los espectadores han podido apreciar su increíble metamorfosis a todos los niveles, pero sobre todo en lo que respecta a su imagen. En los años anteriores, la colaboradora ya había comenzado a cambiar pasando por el quirófano para aumentar el tamaño de sus labios y de sus pechos, pero ha sido en 'Sálvame' donde se han podido ir viendo sus posteriores transformaciones físicas.

Belén Esteban tras operarse la nariz a finales de 2009Belén Esteban tras operarse la nariz a finales de 2009

Su cambio radical en apenas 10 años

Tras relaciones fallidas con famosos como Óscar Lozano o Dani DJ, Esteban se casó en 2008 con un amigo de toda la vida, Fran Álvarez y se trasladó a vivir a la localidad de Paracuellos del Jarama. En 2009, Belén Esteban fue la escogida para presentar las Campanadas en Telecinco junto a Jorge Javier Vázquez y comenzaba una etapa dorada para ella en lo profesional, aunque en lo personal la vida no le sonreía como se pensaba. Tras muchas idas y venidas, su turbulento matrimonio con el camarero llegó a su fin dos años después. Y, como más tarde ella misma confirmaría, sus adicciones estaban estragos en su físico ya que, en muy poco tiempo, la colaboradora adelgazó muchísimo y estaba muy desmejorada.

De hecho, Esteban volvió a someterse a operaciones de cirugía estética, en aquella ocasión para retocarse el deteriorado tabique de su nariz, sin muy buenos resultados. Sin embargo, la conocida como 'la Princesa del Pueblo' nunca perdió el cariño de la audiencia, que en el año 2010 la hicieron ganadora del talent show 'Más que baile', a pesar de que sus dotes para la danza no fueron las mejores del concurso. Con el tiempo, las consecuencias de su enfermedad se fueron agravando y con la ayuda de sus jefes, sus familiares y sus amigos, Belén Esteban se retiró de la televisión por un tiempo para ponerse en manos de profesionales y superar las adicciones que tanto daño le hicieron durante la etapa de su mayor éxito televisivo.

Belén Esteban en 2013 y en 2016Belén Esteban en 2013 y en 2016

La nueva Belén Esteban tras superar su enfermedad

Con unos kilos más que los que tenía cuando no estaba bien, la colaboradora reapareció totalmente recuperada en 2013 en 'Sálvame Deluxe', donde dio una entrevista explicando el proceso que había vivido durante los meses anteriores. Y fue a partir de este momento cuando la madrileña se reincorporó como colaboradora de su programa, volvió a enamorarse de nuevo de un conductor de ambulancias llamado Miguel Marcos y participó en la tercera edición de 'Gran Hermano VIP', donde terminó proclamándose ganadora.

Desde entonces, la estrella de la cadena continuó teniendo polémicas, pero ninguna tan sonada como su enfrentamiento con el que fuese su gran amigo y mánager Toño Sanchís, al que terminó llevando a los tribunales tras darse cuenta del dinero que le faltaba, de los altos porcentajes que se llevaba por sus servicios, de los contratos que el representante había cobrado en su lugar y, en definitiva, de la traición que había sufrido tanto a nivel económico como personal, ya que le consideraba su hermano.

Belén Esteban dando un paseo por MadridBelén Esteban dando un paseo por Madrid

Del mismo modo, en los últimos cuatro años, la imagen de la colaboradora de 'El debate de Gran Hermano' apenas ha vuelto a cambiar. Es habitual verla con el pelo recogido en coletas y además se puso unas largas extensiones, pero desde que se curó no ha cambiado radicalmente, como en las veces anteriores.

Su estilo a la hora de vestir se ha dulcificado y ahora vive una segunda juventud con su novio, 14 años menos que ella, con el que le gustaría casarse y volver a ser madre. Y es que la pequeña Andrea por la que inició su aventura profesional en los platós ya es toda una mujer y, tal y como siempre dijo su madre, quiere mantenerse ajena a la prensa rosa, por lo que decidió irse a estudiar al extranjero, concretamente a la ciudad inglesa de Birmingham, donde espera mantenerse alejada de los focos que siempre alumbrarán a la camaleónica Belén Esteban.

Te puede interesar