¡VAYA CHORRADA!

La absurda razón por la que Irina Shayk oculta su embarazo

A pesar de que los termómetros superan los 25 grados en Los Angeles, Irina Shayk continúa llevando abrigo para evitar que su abultada barriguita sea captada por los paparazzi.

La absurda razón por la que Irina Shayk oculta su embarazo

Se podría decir que el 99% de las mujeres, una vez que conocen que por fin se han quedado embarazadas como deseaban, sueñan con poder presumir de barriguita. Dentro de ese 1% restante está Irina Shayk, que lleva al extreno su deseo de llevar en secreto (en público) su cada vez más abultada barriguita.

Cuando el pasado verano comenzaron los rumores de un posible embarazo, la rusa firmó por contrato que, en sus diferentes apariciones públicas en evento publicitarios, no hablaría de si estaba o no esperando su primer hijo junto a Bradley Cooper. Pero si había firmado un contrato para subirse a la pasarela del Victoria's Secret Fashion Show en noviembre en París... la cosa ya se ponía mucho más complicada.

Irina Shayk comprando con la madre de Bradley Cooper en Los AngelesIrina Shayk comprando con la madre de Bradley Cooper en Los Angeles

Todo el equipo de la marca se puso manos a la obra para tratar de crear un look de lencería muy muy sexy, acorde con la categoría del evento, pero lo más discreto posible y que permitiera ocultar o conseguir que pasara desapercibida la incipiente barriguita de Irina Shayk.

¿Tendrá Irina Shayk encerrado a su bebé en casa cuando nazca?

Evidentemente, no fue posible ocultar su embarazo, y ese desfile del 30 de noviembre se convirtió en la confirmación definitiva de lo que ya era un secreto a voces. Desde entonces Irina Shayk y Bradley Cooper han seguido con su vida diaria pero, eso sí, poniendo todas las medidas que estaban a su alcance para evitar que los paparazzi captasen cómo crecía la barriguita de la modelo rusa.

Irina Shayk tapando su barriguita con una bolsa de Ralph LaurenIrina Shayk tapando su barriguita con una bolsa de Ralph Lauren

Algo tan absurdo como descabellado que ha sido llevado al límite. La pareja está instalada ahora mismo en Los Angeles, donde la temperatura máxima ronda los 24 grados, llegando a rozar los 30 en las horas centrales del día. Pero Irina Shayk continúa con ese abrigo negro XXL que no se quita desde principios de año y que le acompaña en todas y cada una de las salidas de su casa para tratar, por todos los medios, de que nadie capte su abultada barriguita. ¿Y por qué? Por nada más que porque considera que su vida es privada y punto, no quiere volver a abrir esa faceta a sus fans como hizo cuando estaba con CR7. Habrá que esperar aún algunas semanas para saber cómo esconderá a su bebé...

A todo esto, y aunque Bradley Cooper e Irina Shayk se empeñan en que no salga a la luz ningún detalle del gran momento que atraviesan, lo cierto es que no pueden controlar algunas filtraciones. Así, lo último que se ha sabido es que el actor se ha ocupado personalmente de organizar el baby shower que se ha celebrado esta misma semana. Según informa E! News, un reducido grupo de amigos y familiares se dieron cita para brindar por la llegada del bebé y entregar a los padres diferentes regalos que les hicieron mucha ilusión.

Te puede interesar

Comentarios