SUS PASIONES

Las 4 alegrías que ha dado la vida a Vanesa Lorenzo más allá del mundo de la moda

A los 11 años arrancó su espectacular carrera dentro del mundo de la moda. Tres décadas después está volcada en su vida familiar y ha cambiado las pasarelas por su pasión por el diseño, algo que también se le da muy pero que muy bien.

Las 4 alegrías que ha dado la vida a Vanesa Lorenzo más allá del mundo de la moda

Vanesa Lorenzo es una mujer completa. Día a día se levanta con una grandísima sonrisa y se mira al espejo llena de orgullo por haber formado una familia perfecta y estar viviendo una vida plena tanto en el plano profesional como personal.

1 Su carrera como modelo

Lógicamente su vida no se puede contemplar sin hacer un recorrido por su espectacular carrera dentro del mundo de la moda, donde llegó cuando tan solo tenía 11 añitos. Siete años después, al cumplir los 18, ya tenía el recorrido suficiente como para dar el salto a la moda internacional.

Vanesa Lorenzo posando para MangoVanesa Lorenzo posando para Mango

Fue 'llegar y besar el santo'. Nada más aterrizar en París se convirtió en imagen de Pepe Jeans. Estuvo dos años en la ciudad del amor y de la luz y entonces cogió la maleta y se mudó a Nueva York, estableciendo su residencia a caballo entre la ciudad de los rascacielos y su Barcelona natal.

Casas de moda como Giorgio Armani, Escada, Christian Dior, Yves Saint Laurent, Victoria's Secret, GAP o American Eagle, así como las firmas de belleza Neutrógena, Pantene o Garnier han contado con ella para algunas de sus campañas en las últimas dos décadas.

Carles Puyol y Vanesa Lorenzo se marchan de viajeCarles Puyol y Vanesa Lorenzo se marchan de viaje

2 Su flechazo con Carles Puyol

Y lo único que le hizo dejar esa frenética vida de aeropuertos y maletas de Barcelona a Nueva York y de Nueva York a Barcelona fue Carles Puyol, que llegó a su vida en 2012. Fue a principios de enero de 2013 cuando se les fotografió juntos por primera vez paseando por la Ciudad Condal, y desde entonces nunca se han separado.

No obstante, hubo que esperar hasta la llegada del verano para que la pareja decidiera dar el paso de 'confirmar' su romance colgando un selfie en un avión que, tras el final de la Liga, les llevaría a Nueva York, su primer destino de vacaciones. Después llegaría Ibiza, cita obligada de cada año del exfutbolista, y ahora también refugio para toda la familia.

Aquel verano su relación se consolidó tan rápidamente que tuvieron claro que estaban hechos el uno para el otro y, con el final de la época estival, llegó la gran noticia de que la pareja estaba esperando su primer hijo. Ahora, con cinco años de amor a sus espaldas, Puyol y Lorenzo están tan enamorados como el primer día, pero parece que ahora mismo solo piensan en sus hijas y no tienen intención de dar un paso más en su romance dándose el 'sí quiero'.

Carles Puyol y Vanesa Lorenzo en sus primeras vacaciones en Ibiza con su hija ManuelaCarles Puyol y Vanesa Lorenzo en sus primeras vacaciones en Ibiza con su hija Manuela

3 Manuela y María, sus hijas

Aquel septiembre de 2013, como decíamos, saltó la noticia de que la pareja estaba esperando su primer hijo. Una alegría que se conoció cuando Vanesa Lorenzo ya se encontraba en la mitad de la gestación, puesto que el nacimiento de su hija estaba previsto para enero.

Así, Vanesa Lorenzo y Carles Puyol estrenaron 2014 contando los días que restaban para conocer la carita de Manuela, que llegó finalmente al mundo el 24 de enero. Una semana después la pequeñaja fue presentado en sociedad por sus felices padres, que ya tenían en casa una completa equipación del Barça para la recién nacida.

Vanesa Lorenzo jugando con su hija María PuyolVanesa Lorenzo jugando con su hija María Puyol
El nacimiento de Manuela fue su mejor regalo en un año que supuso un gran cambio para la familia puesto que Puyol anunció su retirada para finales de temporada. Un adiós que no se perdió Vanesa Lorenzo, que por aquella época ya aseguró que no iban a plantarse con una única hija.

Dicho y hecho. En junio de 2015 la pareja anunció que estaba esperando su segundo hijo. Un mes después confirmarían que en enero -el mismo mes en el que nació Manuela- serían padres de otra niña a la que pondrían por nombre María. Así comenzó un embarazo que pasó de forma muy calmada y a lo largo del que Vanesa Lorenzo cumpliría otro de sus sueños: enseñar a su hija mayor Nueva York, la ciudad que tanto le ha dado a nivel profesional.

Y fue el 2 de enero, nada más dar la bienvenida a 2016, cuando llegó al mundo la pequeñaja, que se ha convertido en la mejor compañera de juegos, y en un futuro también seguro que de confidencias, de su hermanita mayor Manuela. Ahora mismo ellas ocupan todo el tiempo de Carles Puyol y Vanesa Lorenzo; no obstante, la modelo habló en su blog personal de cómo sería tener un tercer hijo, por lo que puede que estén pensando en convertirse en familia numerosa.

Carles Puyol y Vanesa Lorenzo practican yoga en parejaCarles Puyol y Vanesa Lorenzo practican yoga en pareja

4 El yoga, su fuente de inspiración y de vida

Por último el yoga. Esta disciplina la descubrió hace 15 años cuando vivía en Nueva York y decidió adentrarse en este mundo llevada por esos grandes beneficios de los que tanto hablaban. Entonces poco a poco se adentró en un mundo apasionante que le ha permitido conocerse mucho más tanto en cuerpo como en mente.

Rápidamente le inculcó esa pasión por el yoga a su pareja. Carles Puyol y ella empezaron a practicar juntos e incluso se atrevieron con el yoga acrobático. Sus progresos rápidamente vieron la luz a través de sus redes sociales, donde han mostrado posiciones extraordinarias que requieren de mucho equilibrio.

Además el yoga les permite mantener en forma y a Vanesa Lorenzo le ha ayudado a recuperar su cuerpazo después del parto de sus hijas. Ahora todo eso que ha descubierto lo ha plasmado en su libro, 'Yoga, un estilo de vida', en el que cuenta cómo ha aprendido a conectarse con su cuerpo a través de las diferentes posturas y ejercicios de esta disciplina.

Te puede interesar

Comentarios